Preguntas frecuentes

¿Qué es la criónica?

La criónica es una técnica experimental que pretende conservar el cuerpo humano con su personalidad y memoria intactas con el objetivo de salvar su vida. Análisis prospectivos permiten prever un ritmo cada vez más acelerado de avance de la medicina y la criobiología. Gracias a ello dispondremos de los recursos necesarios para reparar los daños asociados a la muerte y a las deficiencias de la técnica criónica.

¿Qué es la Sociedad Criónica?

La asociación Sociedad Criónica es la primera entidad sin ánimo de lucro constituida en España que ofrece servicios de asistencia a aquellas personas que deseen ser criopreservadas en cuanto sea declarada su muerte legal, con el fin de ser reanimadas en cuanto sea posible.

¿Quiénes Somos?

La Sociedad Criónica es una asociación legalmente constituida que está compuesta por varios profesionales de distintas disciplinas que llevamos más de 10 años trabajando en el campo de la criónica en España y que contamos con amplio reconocimiento y respaldo internacional.

¿Cómo funciona?

La criónica es hoy por hoy la única alternativa científica y viable a la muerte biológica. Una vez declara la muerte legal, el paciente es criopreservado por tiempo indefinido, hasta que sea posible su reanimación y curación. La tendencia exponencial del progreso científico y tecnológico está permitiendo la curación de cada vez más enfermedades, la regeneración y fabricación de nuevos órganos, la edición de ADN, la reparación celular, la nanotecnología médica y la reversión del proceso de envejecimiento, por citar algunos ejemplos.

La criónica se aplica ya con éxito a embriones, algunos tejidos y órganos simples, que permanecen indefinidamente en animación suspendida a bajas temperaturas. Cuando los embriones se reaniman, permiten obtener embriones y personas totalmente sanas que deberían haber nacido muchos años antes. Aunque la criopreservación del cuerpo humano se basa en la misma tecnología, se está trabajando para superar las limitaciones que permitan revertirla con éxito. Pretendemos utilizar la criónica como una “ambulancia al futuro”.

Hoy día se curan muchas enfermedades que mataron a millones de personas hace apenas 30 años. Si se hubiera podido suspender el deterioro biológico posterior a la muerte, y fuera posible reanimarlas hoy, serían curadas. Enfermedades que ahora están causando millones de muertes, serán tratables y curables. El objetivo de la criónica es suspender la actividad biológica de las personas con enfermedades terminales hasta que puedan ser curadas.