Noticias

CRIÓNICA ESPACIAL.

Según nota de prensa de KrioRus (KR) publicada el pasado 10 de agosto de 2017, esta entidad ha firmado acuerdo de colaboración con el Consortium Space Technologies (CST), una asociación científica y técnica comercial, establecida (Febrero 2016) para el desarrollo, la ejecución y la inversión de programas espaciales comerciales.

El acuerdo incluye el envío y gestión en órbita terrestre de pacientes humanos, otros animales y ADN criopreservados, además de la I+D en Criopreservación Humana en Microgravedad (CHM) e Hibernación Humana en Microgravedad (HHM).

La HH, o Estasis Hipometabólico Humano, consiste en la reducción temporal de los procesos biológicos o actividad metabólica. En la Tierra existen varias especies hibernadoras, y entre ellas mamíferos (Oso, lirón, murciélago boreal rojizo, marmota, tejón, zarigüeya, etc). Usan esta táctica para superar la escasez de alimentos durante el invierno (Aletargamiento invernal). La ESA (ACT) ya ha realizado I+D en HH (Programa Morpheus), con los objetivos de reducir drásticamente la masa de los Sistemas de Soporte Vital (LSS), los factores de estrés psicológico y contrarrestar los efectos negativos sobre el sistema musculoesquelético de la baja gravedad y reducida actividad física durante las misiones de larga duración. La NASA también ha realizado I+D en esta materia.

El acuerdo KR+CST pretende además potenciar la innovación científica y tecnológica rusa y favorecer sinergias entre las empresas privadas y públicas rusas.

Los lanzadores rusos empezarán por aparcar en órbita baja terrestre (LEO) criocápsulas (Un tipo especializado de nano o minisatélite actualmente en fase de diseño). El plazo inicial para la puesta en órbita de las criocápsulas será de dos años.

KrioRus abrió la posibilidad de formalizar acuerdos para I+D en CH Espacial a partir del 21 de agosto de 2017.

Las criocápsulas serán permanentemente monitorizadas desde tierra. En caso de fallos se prevé el uso de satélites de reparación, actualmente en desarrollo.

De momento sólo se ha estimado el coste para casos de neurosuspensión (250k$).

Uno de los objetivos del acuerdo es continuar el trabajo realizado por el pionero de la cosmonáutica Sergei Pavlovich Korolev.

A partir del desarrollo de las criocápsulas se pretende diseñar los módulos de rescate espacial (Cápsula Espacial de Salvamento) de nueva generación.

“Soy el primer italiano que será criopreservado”

Ha empezado a pagar la cuota anual de 3.600 dólares. En total, el procedimiento tendrá un coste de 175 mil euros: “Me mantendrán en un laboratorio hasta que la ciencia me puede traer de vuelta a la vida”.
Luigi Mascheroni – Domingo 19/11/2006

El abogado Vitto Claut nació en Montereale Valcellina, con sede en Pordenone. Tiene dos despachos de abogados, uno en la ciudad y uno en Udine ( “Soy de la vieja escuela, trabajo tanto civil como penal ). Es soltero, sin hijos ( “Pero es como si tuviese cincuenta dispersos por toda Italia; la mitad de mi carrera la he pasado haciendo adopciones internacionales “), tiene 57 años y le gustaría vivir por lo menos otros trescientos más.” Me bastaría con un día adicional de los que me ha asignado el destino “. Deseo legítimo y común a todos los mortales.
Pero Vitto Claut, quizás por deformación profesional, los deseos tiende a convertirlos en hechos concretos. Este es el motivo por el cual hace un mes firmó un contrato con la Alcor Life Extension Foundation en Scottsdale, Arizona, el centro más importante del mundo en criónica, para ser criopreservado después de la muerte.

Es el primer italiano en hacerlo, y el único hasta ahora. Y es tan entusiasta, que ya se proyecta en la próxima fase del proyecto: crear en Italia un instituto para la “Extensión de la vida”, tres palabras mágicas que aparecen en docenas de novelas, películas y cómics: “Me gustaría encontrar un empresario que trabaje conmigo para crear un centro como el americano. ¿Por qué? Para dar esperanza a más gente “. La esperanza: la palabra clave.

“Todo comenzó hace unos cinco años, cuando supe de la existencia en los EE.UU. de una institución donde los cuerpos de las personas se conservaban a temperaturas que no permiten el deterioro físico hasta que la ciencia pueda traerlos de vuelta a la vida. Una mayor esperanza para la humanidad, en otras palabras.Tengo que ir allí y ver cómo funciona”.

Y así, en el verano de 2003 el abogado Vitto Claut vuela a Arizona y se detiene una semana en Alcor para hacer una visita: “Muy amables, me explicaron los procedimientos, los términos del contrato y pude visitar el centro donde en éste momento están criopreservadas sesenta personas. Hoy son más de un centenar, incluyendo personajes famosos: el psicólogo James Bedford, el primer hombre en ser criopreservado, en el 67, y luego senadores, empresarios, la estrella del béisbol Ted Williams… ” .

Al abogado Vitto Claut, hombre de gran optimismo, nunca le han gustado las novelas o películas de ciencia ficción – “ Algo más las del Oeste” -. Ha viajado por más de 160 países, desde Chile a Australia, una poco por necesidad ( “Era guía turístico para pagarse los estudios”), un poco por el trabajo (“Como abogado durante años he acompañado al extranjero a familias que adoptaban niños“) y un poco por placer (“Como estudiante acompañé a un amigo a Londres para recuperar el dinero que su padre, fabricante de zapatos, no podía traer ( 20 millones ), y nos recompensó con un millón a cada uno“).

Como buen abogado, y persona escrupulosa : “ Me tomé un año para decidirme. Yo quería saber todo. Tenía que estudiar cada cláusula del contrato, entender las consecuencias legales con respecto a los bienes personales en Italia, que se destinarán a mis herederos, mientras que yo simplemente pago una cuota anual para que la Alcor ,después de la muerte, me tenga en estado de criopreservación en su laboratorio hasta que se encuentre la manera de traerme de vuelta a la vida. Cuando tuve todo claro, volví de nuevo a América y firmé. Por supuesto, después de todo el chequeo médico que requiere el seguro.”

Efectivamente hablamos de Seguros, ya que la Alcor no acepta clientes con SIDA, o enfermos terminales o con una muy corta esperanza de vida. Para que la Fundación puede disponer del dinero necesario para mantenerse, los miembros tienen que pagar , mientras vivan ,un número mínimo de cuotas. “Alcor no es una empresa sino una organización sin ánimo de lucro. Si muero antes de pagar todas las cuotas, dejo de pagar pero igualmente puedo disfrutar del servicio de criopreservación. Sin embargo, si muero en un avión que se precipita y mi cuerpo es irrecuperable, entonces nada de criónica, y la Fundación se queda todo lo que ya he pagado utilizándolo para la investigación. Cada año se paga una cuota de 3.600 dólares hasta un total de 175 mil dólares, que es el coste total para mantener el cuerpo en criopreservación dentro del Centro. Por criopreservar sólo la cabeza, un poco ‘menos “. Esto es un poco más difícil de asimilar, pero la Alcor, que no por nada ha sido inventada por los americanos, gente notoriamente pragmática, además del servicio de “criopreservación de cuerpo completo” también ofrece la posibilidad, a precios mucho más bajos (80 mil dólares) de ” neurocriopreservación “. Sólo se criopreserva la cabeza, que contiene el único órgano , si se piensa bien, realmente insustituible, porque cuando te despierten, si es que te despiertas, la ciencia ya habrá encontrado la manera de implantar el cerebro en un cuerpo nuevo.

Hoy en día ya son un centenar los “pacientes” conservados bajo cero dentro de la Alcor , a la espera de volver a la vida , y cerca de 800 las personas en lista de espera para ser sometidas al proceso en el momento de su muerte. Sin embargo , para poder hacerlo disponen sólo de 6 horas de tiempo : “ El proceso de criopreservación tiene que comenzar inmediatamente , en el transcurso de poquísimas horas”.¿Y si me muero en Italia? Adiós a la criopreservación. Todo el esfuerzo para nada. Esta es la razón por la que es importante abrir un centro aquí.

Sin embargo , si me diagnostican una enfermedad “controlable”, cuando llegue al límite me trasladaré a un hospital en Arizona, concertado con la Fundación y me quedaré a la espera… .En espera del fallecimiento, del certificado médico de defunción, de la sustitución de la sangre con glicerina, del reenfriamiento progresivo del cuerpo, y finalmente envuelto en una tela metálica cabeza abajo (Dicen que así aumentan las garantías deconservar el cerebro) dentro de un contenedor blindado a 200 grados bajo cero. “ Los he visto . Son contenedores de acero de 5 metros de alto. El Centro, sin embargo, más que un hospital , parece una Universidad : un edificio bajo, muy grande, con sala de conferencias, laboratorio, oficinas….”.

Vitto Claut, subvenciona hace años un instituto para niños sordomudos en el Congo, en Brazzaville, ciudad fundada en el 1880 de un paisano suyo , Pietro Savorgnan di Brazzá. Por ellos juega cada semana a la Lotería. Espera ganar algún día la cantidad necesaria para ampliar el Hospital. “¿Entiendes ahora porqué quiero criopreservarme?”. “Es como jugar a la lotería. Incluso aunque sólo tenga una posibilidad entre un millón, yo me la juego. Yo soy así.”

Sobre el abogado Claut, los colegas del bufete dicen que sólo se le ocurren ciertas ideas……como la de hacerse criopreservar . Su madre, de 85 años y con una fé de hierro, dice simplemente que su hijo está loco, pero lo dice riendo. “Mi madre es muy católica, mientras que yo …, no voy a decir que soy ateo, pero si indiferente a la otra vida “. “Creo sólo en ésta que, por otro lado, me gusta mucho. Esa es la razón por la que quiero probar a vivir otra parte de la misma dentro de un par de siglos. Quizás sólo un día, o un mes . ¿Qué haré si consiguen traerme de nuevo a la vida?. Buena pregunta….Todo lo que no he podido hacer en el pasado. Y si el hombre ha conseguido llegar a Marte, haré un viaje al Planeta Rojo.“. Lo dice uno que no ama la ciencia ficción.

La Sociedad Criónica ha participado en el ILCS 2017.

La Sociedad Criónica ha participado en el primer Congreso Internacional de Longevidad y Criopreservación celebrado en Madrid y Barcelona el pasado mayo, teniendo la oportunidad de asistir a las numerosas conferencias y ponencias celebradas en el CSIC, conociendo de primera mano los avances en estas materias, expuestos por las numerosas celebridades que asistieron al evento. En el enlace adjunto os dejamos el programa para que podáis consultar las materias tratadas por los diversos ponentes.

http://longevitycryopreservationsummit.com/wp-content/uploads/2017/06/AGENDA.pdf

Respuesta oficial de Alcor a la noticia sobre su vinculación con el Dr. Sergio Canavero.

“La Alcor Life Extension Foundation no ha tenido ningún contacto con el Dr. Sergio Canavero”.

Con los medios actuales no es posible revivir  el cerebro humano criopreservado.

Revivir a los pacientes actualmente criopreservados, requerirá en el futuro una reparación mediante tecnología suficientemente avanzada como la nanotecnología molecular,  capaz de regenerar , no solo el cerebro, sino también nuevos tejidos, órganos y un cuerpo sano para la persona revivida.

Por lo tanto Alcor no comparte la idea de que en el futuro sean necesarias las donaciones o trasplantes de cuerpo.

Hasta que se desarrolle la tecnología avanzada de regeneración tisular, deseamos mucho éxito al Dr. Canavero en el desarrollo de la cirugía de trasplante corporal para pacientes vivos.”

Últimos descubrimientos del equipo de investigación del Centro Alcor sobre la preservación de la memoria.

“Persistencia de la memoria a largo plazo en los gusanos C.elegans criopreservados y revividos”.

Por Natasha Vita-Más, PhD y  Daniel Barranco

¿Se puede retener la memoria después de la crioconservación? Nuestra investigación ha intentado responder a esta pregunta  utilizando el gusano nematodo Caenorhabditis elegans (C. elegans), un organismo modelo muy utilizado en la investigación biológica que ha generado resultados revolucionarios, pero con el cual no se habían hecho pruebas sobre la retención de memoria después de la crioconservación.

El objetivo de nuestro estudio ha sido probar que se mantiene el recuerdo de la memoria del C. elegans después de la vitrificación y de ser revivido.

Utilizando un método de impresión sensorial en los C. elegans jóvenes establecimos que el aprendizaje adquirido a través de señales olfativas forma el comportamiento del animal y éste aprendizaje se retiene en la etapa adulta después de la vitrificación.

Nuestro método de investigación incluyó la impresión olfativa con el benzaldehído químico (C6H5CHO)  en la etapa L1, el método SafeSpeed ​​de refrigeración rápida para la vitrificación en la etapa L2,  y un ensayo de quimiotaxis para probar la retención de memoria del aprendizaje en la fase L1.

Nuestros resultados en la prueba de retención de memoria después de la crioconservación muestran que los mecanismos que regulan la impronta olfativa (una forma de memoria a largo plazo) en C. elegans no han sido modificados por el proceso de vitrificación o por congelación lenta.

NOTA DE LA SOCIEDAD-CRIÓNICA:

Se demuestra así que, la vitrificación no destruye las memorias almacenadas en el cerebro de este nematodo.

Aspectos legales, éticos y médicos con relación a la Criónica en España.

Texto original: Dr. Lluís Estrada Garcia

Entendiendo la Criónica como la preservación a muy bajas temperaturas (menores a -120 °C) y limitándolo en este escrito a seres humanos a los que se ha diagnosticado la muerte, con la finalidad de preservar su cuerpo y en especial su cerebro con el objetivo de que los avances científicos futuros, quizás pudieran revertir la situación que les ha llevado a la muerte.

Las bajas temperaturas disminuyen el metabolismo y favorecen la conservación. Hay datos científicos que sugieren que a temperaturas menores a -120 °C se puede preservar el cuerpo durante muchos centenares de años. Uno de los peligros tanto en el proceso de bajar a estas temperaturas, como al subir hasta la temperatura normal (cuando se pretenda revertir el proceso) es la formación de cristales de hielo que puedan dañar las células. Para contrarrestar estos peligros existe la posibilidad de evitar la formación de cristales, mediante críoprotectores, en el proceso conocido como vitrificación. Los progresivos avances han permitido importantes mejorías, como la vitrificación de riñones de conejo, logrando revertir el proceso y logrando riñones con un buen funcionamiento posterior. También se ha logrado la vitrificación reversible de espermatozoides, óvulos y embriones humanos así como de pequeños animales primitivos con sistema digestivo, muscular, sexual y nervioso. No se ha conseguido revertir aun la vitrificación en mamíferos adultos, aunque sí se ha podido observar con microscopia electrónica una buena conservación de las estructuras celulares.

En la situación actual se desconoce si en el futuro se podrán recuperar o no las personas preservadas mediante la Criónica.

Las personas que opten o hayan optado anteriormente por la Criónica han tomado una opción éticamente correcta y razonable, que probablemente contribuya al avance científico y que debería ser respetada.

Es muy importante que la legislación se adapte a los avances científicos. Las posibilidades de la conservación de órganos (para trasplantes) o de todo el cuerpo humano (para la Criónica) después de la muerte requiere la posibilidad de actuar con gran rapidez para iniciar estos procesos de conservación y evitar su deterioro.

La adaptación de la legislación española para los trasplantes de órganos ha sido muy correcta. En el preámbulo del Real Decreto 2070/1999, de 30 de diciembre se decía: “para mantener la viabilidad de los órganos, resulta imprescindible realizar precozmente técnicas de preservación de los órganos, encaminadas a disminuir el daño secundario a la isquemia que sufren los órganos en el tiempo que transcurre desde el diagnóstico de muerte hasta la extracción. Por tanto, ha de articularse un mecanismo eficaz y de suficiente agilidad que permita la inmediata autorización judicial para la obtención de los órganos en los casos en que ésta sea necesaria.

Posteriormente se ha seguido mejorando la adaptación de la legislación para los trasplantes en el Real Decreto 1723/2012, de 28 de diciembre, que en su anexo I establece:

3. Diagnóstico de muerte por criterios circulatorios y respiratorios

1. Diagnóstico:

a) El diagnóstico de muerte por criterios circulatorios y respiratorios se basará en la constatación de forma inequívoca de ausencia de circulación y de ausencia de respiración espontánea, ambas cosas durante un período no inferior a cinco minutos.

b) Como requisito previo al diagnóstico y certificación de la muerte por criterios circulatorios y respiratorios, deberá verificarse que se cumple una de las siguientes condiciones:

1.º Se han aplicado, durante un periodo de tiempo adecuado, maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada, que han resultado infructuosas. Dicho período, así como las maniobras a aplicar, se ajustarán dependiendo de la edad y circunstancias que provocaron la parada circulatoria y respiratoria. En todo momento deberá seguirse lo especificado en los protocolos de reanimación cardiopulmonar avanzada que periódicamente publican las sociedades científicas competentes. En los casos de temperatura corporal inferior o igual a 32ºC se deberá recalentar el cuerpo antes de poder establecer la irreversibilidad del cese de las funciones circulatoria y respiratoria y por lo tanto el diagnóstico de muerte.

2.º No se considera indicada la realización de maniobras de reanimación cardiopulmonar en base a razones médica y éticamente justificables, de acuerdo con las recomendaciones publicadas por las sociedades científicas competentes.

c) La ausencia de circulación se demostrará mediante la presencia de al menos uno de los siguientes hallazgos:

1.º Asistolia en un trazado electrocardiográfico continuo.

2.º Ausencia de flujo sanguíneo en la monitorización invasiva de la presión arterial.

3.º Ausencia de flujo aórtico en un ecocardiograma.

Si así lo permiten los avances científicos y técnicos en la materia, podrá utilizarse cualquier otra prueba instrumental que acredite absoluta garantía diagnóstica.

2. Maniobras de mantenimiento de viabilidad y preservación:

a) Para iniciar el procedimiento de preservación será necesario que el equipo médico responsable del paciente haya dejado constancia escrita de la muerte, especificando la hora del fallecimiento.

b) En los casos en que sea necesaria la autorización judicial según lo especificado en el artículo 9.5 del presente real decreto, se procederá como sigue:

1.º En los supuestos contemplados en el párrafo 1.º del apartado 1.b), se podrán reanudar las maniobras de mantenimiento de flujo sanguíneo a los órganos y se realizará la oportuna comunicación al juzgado de instrucción sobre la existencia de un potencial donante.

Tras la respuesta favorable del juzgado o bien transcurridos quince minutos sin que éste haya notificado limitación alguna para su práctica, podrán iniciarse las maniobras de preservación.”…….

En este Real Decreto se permite, para los trasplantes de órganos, el inicio inmediato de las maniobras de preservación después del diagnóstico de muerte, en los casos en que no se requiera autorización judicial, y en los que sí se requiera esta autorización se regula la forma de actuar para permitir la máxima rapidez.

En la conservación Criónica, que pretende la conservación de todos los órganos, se requiere la misma rapidez en el inicio de las maniobras de preservación que en el trasplante de órganos, para disminuir el daño secundario a la isquemia que sufren los órganos en el tiempo que transcurre desde el diagnóstico de muerte hasta el inicio de las maniobras de preservación.

Lamentablemente en la legislación de la policía sanitaria mortuoria no está prevista la preservación criónica y existen normas que impiden la rapidez en el inicio de las maniobras de criopreservación y el traslado en condiciones adecuadas.

Por ejemplo en el Decreto 2263/1974, de 20 julio, por el que se aprueba el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria. Se establece:

Artículo 5.

Hasta después de haberse concedido la licencia de enterramiento no podrá procederse a la autopsia no judicial, actuaciones sanitarias de conservación de cadáveres, cierre de de féretros, cremación, autorizaciones de traslado ni otras prácticas análogas …

Artículo 6.

Sin perjuicio de lo establecido por la legislación especial vigente sobre obtención de piezas anatómicas para trasplante y utilización de cadáveres para fines científicos y de enseñanza, el destino final de todo cadáver será uno de los tres siguientes: 1) enterramiento en lugar autorizado. 2) incineración. 3) inmersión en alta mar.”

En el Decreto de 14 de noviembre de 1.958, BOE del 11 de diciembre. Reglamento del Registro civil. Se establece:

Art. 276

Las comprobaciones y demás diligencias para la inscripción y la expedición de la licencia de entierro se realizarán dentro de las veinticuatro horas siguientes a la defunción.”

La sanidad mortuoria está transferida a las comunidades autónomas pero las regulaciones de éstas, al igual que las que se acaban de describir, no están adaptadas a las necesidades de preservación criónica. Se permite la rapidez en las maniobras de conservación para los trasplantes de órganos, que son considerados como una excepción, pero no se permite en la preservación criónica. Se trata de dos procesos de conservación de órganos, con las mismas necesidades de rapidez, pero que reciben un trato radicalmente diferente. También sería necesario que se actualizara la normativa referente a los medios para los traslados, permitiendo, al igual que en los trasplantes, la utilización de contenedores adecuados, para el traslado a bajas temperaturas.

Es muy importante la adaptación de la legislación española a la preservación criónica. Esto permitiría que los españoles o los extranjeros que residan en España y que estén interesados en la criopreservacion humana, no se vean privados de esta posibilidad, que les coloca en una gran desventaja con relación a las personas que residen en países cuya legislación está actualizada.
Bibliografía:

1. Benjamin P. Best. Scientific Justification of Cryonics Practice. Rejuvenation Research 11, 2; 2008

http://www.cryonics.org/reports/Scientific_Justification.pdf

Versión en español:

http://crionica.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=99

2. Gregory M. Fahy, Brian Wowk, Roberto Pagotan, Alice Chang, John Phan, Bruce Thomson, Laura Phan. Physical and biological aspects of renal vitrification. Organogenesis 5:3, 167-175; 2009

http://www.21cm.com/pdfs/12FahyORG5-3[1].pdf

3. Yuri Pichugin, Gregory M. Fahy, Robert Morin. Cryopreservation of rat hippocampal slices by vitrification. Cryobiology 52, 228–240; 2006

http://www.21cm.com/pdfs/hippo_published.pdf

4. Benjamin P. Best. Small animals surviving cryogenic temperatura

http://www.benbest.com/cryonics/Crypto.html#cryogenic

5. Suspended Animation Inc. Rapid intervention.

http://www.suspendedinc.com/rapid_intervention2.html

6. Suspended Animation Inc. Procedures.

http://www.suspendedinc.com/procedures.html

7. Suspended Animation Inc. Vitrification.

http://www.suspendedinc.com/vitrification.html

8. Benjamin P. Best. Cryonics Protocol — A Summary.

http://www.benbest.com/cryonics/summary.html

SpaceWorks, la Empresa que está convirtiendo la suspensión criónica en una realidad.

Adaptación de un artículo de Adam Bulger, del 4 de junio de 2016.

La suspensión criónica o hibernal de larga duración puede ser la clave para que los seres humanos lleguen a Marte y más allá.

Nuestros cuerpos no están diseñados para el Espacio, algo que para los entusiastas de la ciencia ficción es desolador admitir, pero que es un hecho evidente. Nuestros cuerpos requieren demasiado mantenimiento para poder viajar a través de las estrellas. Necesitamos un suministro constante de tres recursos casi ausentes en el espacio interplanetario, interestelar e intergaláctico: agua, comida y oxígeno. También necesitamos calor, pero no lo encontraremos en el espacio profundo, donde la temperatura promedio es de 271 grados centígrados bajo cero.

Incluso si pudiéramos sobrevivir en un vacío helado sin necesidad de ningún tipo de sustento, probablemente nos volveríamos locos sin apenas distracciones y espacio para movernos. En 2013, los participantes en una simulación de vuelo espacial ruso que duró 17 meses cayeron en un estado de depresión y letargo debido a la falta de espacio. Sufrían la carencia de privacidad y a menudo no cumplían con los ejercicios que hubieran sido cruciales durante un vuelo espacial real.

Garantizar que los viajeros espaciales permanezcan sanos y activos durante travesías largas, es un rompecabezas de dos piezas: carga y peso. La comida, el agua, el equipamiento para ejercicios y los televisores, suponen mucho peso. Por otro lado el combustible es caro y volátil. Cuanta más carga llevemos, más combustible será necesario.

Pero los ingenieros aeronáuticos creen haber encontrado la clave para resolver este rompecabezas: “Dormir a la tripulación”.

UNA IDEA ANTIGUA PARA UNA NUEVA ERA.

Es posible que los ejecutivos de la Corporación Weyland-Yutani de la película Alien, hayan planteado un enfoque equivocado al describir monstruos asesinos del Espacio, sin embargo, tuvieron una idea acertada sobre como reducir los costes de los vuelos espaciales: la sobrecarga se reduce si la tripulación está en hibernación.

Las películas de Alien no fueron las primeras en plantear este tipo de sueño profundo o hibernación para la exploración espacial a largo plazo. Ya en 1968, fué propuesto en las películas “El planeta de los simios” y “2001”. En los años 70, la serie de televisión “Galáctica, Estrella de Combate”, también proponía esta solución. En años posteriores, “Horizonte Final”, “Pandorum” y docenas más de series y películas de ficción, emplearon el sueño criónico como una manera de enviar a sus estrellas cinematográficas hacia las estrellas del Espacio.

Conjugando técnicas médicas centenarias con tecnologías emergentes, los ingenieros buscan la manera de mantener a las personas en “estado de inconsciencia” durante semanas.

Aunque a algunos pueda parecer sólo ciencia ficción, lo cierto es que estas cámaras de hibernación espaciales pueden convertirse en realidad en las próximas tres décadas. Según un estudio financiado por la NASA, mantener a los astronautas inconscientes reduce a la mitad el coste de cualquier viaje. Cuando un equipo de personas se coloca en un “estado inactivo”, pueden eliminarse muchos de los subsistemas de la nave, y reducir significativamente el espacio y el equipo necesario para los seres humanos. También podrían reducirse los efectos psicológicos y sociales negativos de los viajes espaciales prolongados.

Actualmente, el período más largo en el que un ser humano ha sobrevivido en estasis ha sido de 14 días. Para poder llegar al planeta rojo, nuestro vecino más cercano después de la Luna, los astronautas necesitarían hibernarse durante diez veces esa cantidad de tiempo. Con la tecnología actual, se necesitan entre seis y nueve meses para recorrer los 55 millones de kilómetros que separan la Tierra de Marte.

Los ingenieros, combinando siglos de ciencia médica con las tecnologías emergentes, están intentando conseguir mantener a las personas en estado de inconsciencia durante períodos prolongados. Pero si bien los estudios han sido alentadores, el sueño criónico se sigue interrumpiendo. Inicialmente esta prometedora investigación se encontró en un callejón sin salida debido a los recortes de financiación, a pesar del gran interés mediático y popular que despertó la idea de enviar astronautas en estado de hibernación.

A pesar de todo, existe una empresa que cree haber encontrado la solución al problema.

HIBERNACIÓN HUMANA.

Desde 2013, SpaceWorks, compañía de ingeniería aeroespacial con sede en Atlanta, ha explorado la posibilidad de mantener a los viajeros espaciales en estado de hibernación. En 2016 recibieron una de las 12 subvenciones que ofrece la NASA para Proyectos Innovadores (NIAC), y comenzar la Fase 1 de su proyecto de Hibernación Humana (HH) para futuros viajes a Marte (Proyecto “Torpor Inducing Transfer Habitat For Human Stasis To Mars”).

SpaceWorks cree que un procedimiento médico común es la clave para enviar a personas a los confines del Espacio. “El equivalente más cercano a la hibernación que actualmente experimentan los seres humanos es el estado médico llamado Hipotermia Terapéutica (HT)”, afirmó el investigador de SpaceWorks, Doug Talk.

La Hipotermia Terapéutica, utilizada para tratar el paro cardíaco y a bebés con ciertos defectos de nacimiento, reduce la temperatura corporal en unos 10 grados a través de métodos que van desde bolsas de hielo y mantas de enfriamiento hasta catéteres. SpaceWorks cree que pueden utilizar la hipotermia terapéutica para poner a los seres humanos en estado de letargo (Similar al de los osos cuando entran en hibernación), y así poder viajar a través del Espacio.

Un robot de un solo brazo situado en una posición central, se ocuparía de controlar que se cubren las necesidades básicas de los viajeros en estado de letargo.

El frío es la clave de la estasis. Frena el funcionamiento de los órganos internos, ralentizando el ritmo del corazón y los sistemas metabólicos. En este estado, una persona necesita menos sustento y menos espacio que una persona consciente, y puesto que estás inconsciente, no hay riesgo de sufrir la llamada fiebre de cabina (Condición de inquietud e irritabilidad causada por estar en un espacio confinado).

El equipo de ingenieros de SpaceWorks ha reconocido que su plan suena como de ciencia ficción. Incluso en la presentación que hicieron en febrero de 2014 incluían imágenes de personajes de cine, que iban desde Alien a Austin Powers ó Han Solo. De hecho, las ilustraciones para las cabinas de letargo tienen una gran semejanza a las de las películas, con la gente inconsciente que se coloca en tubos de cristal con respaldo acolchado.

Cada cuerpo parece una máquina frágil con base en carbono (De base carnosa). El robot que se situaría en una posición central, deberá suministrar agua, nutrientes y sedantes, así como administrar periódicamente pequeñas descargas eléctricas para evitar la atrofia muscular.

El USO DEL FRÍO.

El uso del frío para reducir el metabolismo es en realidad una antigua técnica que se remonta a los griegos, cuando el padre de la medicina moderna, Hipócrates, probó a tratar las heridas de los soldados con nieve y hielo. Hoy en día, el mismo principio básico se usa en la práctica médica común, pero a unos niveles que el antiguo médico no podría haber imaginado posible.

Desde 2003, la hipotermia terapéutica se ha venido utilizando en el cuidado crítico de recién nacidos que sufren de hipoxia fetal y para adultos con traumatismo craneal, lesiones neurológicas, apoplejía o paro cardiaco. Los médicos bajan la temperatura de los pacientes para mantenerlos con vida el tiempo suficiente para que puedan llegar órganos de donantes, medicinas, antídotos, ayuda telemédica o equipos de salvamento.

En la mayoría de los casos, los médicos ponen a los pacientes en hipotermia terapéutica durante unos minutos o unas horas. SpaceWorks quiere usar este tratamiento durante días.

La experiencia de la hibernación sería como estar anestesiado.

A pesar de estar inconscientes durante varios días, los astronautas no se despertarían descansados. Durante la hibernación, una persona probablemente completaría el ciclo del sueño, pasando por episodios de vigilia y de fase No-REM.

Probablemente se despertarían en un estado mental similar a la privación de sueño y necesitarían un corto período de recuperación para la transición de pasajero dormido a explorador activo.

Aún así, el presidente de SpaceWorks, John Bradford, cree que la experiencia de estar en letargo no sería desagradable, sería como estar bajo anestesia para una cirugía.

Para bien o para mal, a diferencia de los osos, los humanos no pueden vivir de la grasa almacenada durante los períodos de hibernación, por lo que mientras durase el letargo, el cuerpo subsistiría con tubos de alimentación intravenosa bombeando la mínima cantidad de lípidos, aminoácidos y dextrosa necesarios para mantener a una persona viva (Nutrición parenteral).

En comparación con los costes de los suministros y el espacio necesarios para llevar una tripulación despierta a Marte, la hibernación supondría una reducción considerable de los mismos. Económico y quizás poco agradable si pensamos en el sistema de recuperación de agua que se propone, a saber: filtrar el agua de la humedad de la cabina y la orina de los miembros de la tripulación para usarla como agua potable.
Bradford ha explicado que la idea es tener a los astronautas en estado de letargo por un máximo de dos semanas seguidas, despertándose de manera escalonada y asegurándose de que habría siempre un miembro de la tripulación consciente, el cual pasaría uno o dos días despierto asegurándose de que el equipo que mantiene a sus colegas inconscientes funciona sin errores, y revisando las actualizaciones de la misión que llegaran desde la Tierra. Al final de su turno de vigilia, ayudaría al siguiente tripulante a despertar.

LOS PIES FRÍOS DE LA NASA.

El bioquímico Mark Roth usó sulfuro de hidrógeno, un material tóxico utilizado en la guerra química de la Segunda Guerra Mundial, para poner en letargo de manera temporal a ratones. Su trabajo llamó la atención de los medios de comunicación y presentó sus hallazgos en una Conferencia Ted en 2010.

Sin embargo, no pudo reproducir su éxito inicial en mamíferos más grandes. Roth, que no quiso acudir a una entrevista, informó que estaba trabajando en otros métodos de hibernación.

El cirujano Peter Rhee, que ayudó a salvar la vida de Gabrielle Gifford después de sufrir un disparo en la cabeza, ha conseguido la aprobación de la FDA para realizar ensayos clínicos en humanos consistentes en detener el corazón de un paciente de 60 a 90 segundos, permitiendo al médico realizar una cirugía de emergencia mientras el bombeo de sangre está detenido.

Aunque la investigación es prometedora para usos médicos, no es de mucha ayuda directa para Bradford y su equipo. La investigación de Roth está en punto muerto y la técnica propuesta por Rhee consistente en intercambiar la sangre de un paciente por solución salina enfriada sirve para un período de tiempo muy limitado (No para la hibernación a largo plazo).

El proceso de enfriamiento menos invasivo que SpaceWorks ha encontrado es el llamado sistema RhinoChill, que vaporiza el refrigerante en el cerebro a través de la nariz y baja gradualmente la temperatura corporal en un grado por hora. Después de aproximadamente seis horas, la temperatura del cuerpo cae de 34 a 32 grados centígrados, momento en el que se entraría en estado de letargo para el largo viaje a Marte.

SpaceWorks completó la fase 1 de su investigación en el año 2015, presentando a la NASA un informe final. Aunque su trabajo atrajo la atención de los medios nacionales, la NASA se negó a financiar la Fase 2 con una subvención NIAC, lo que habría supuesto una inversión de 500.000 dólares.

La empresa asegura tener una hoja de ruta para seguir avanzando en esta tecnología, así como varios proyectos para aplicaciones comerciales adicionales.

Un portavoz de la NASA aseguró que la competencia entre las distintas empresas para conseguir las subvenciones era muy intensa, pero sin explicar a Bradford y su equipo porqué tomó la decisión de no seguir financiando este proyecto.

“Quizás querían que hubiésemos comenzado ya con pruebas y experimentos fisiológicos reales en animales y humanos, pero con la financiación que teníamos hasta el momento, tales pruebas estaban fuera de nuestro alcance.”

Bradford comenta que la NASA tiene otras fuentes de financiación a parte de las subvenciones de la NIAC, y que SpaceWorks está buscando la manera en que su proyecto pueda acceder a las mismas.

“La NASA está buscando proyectos que puedan utilizar sus instalaciones de prueba, por lo que nosotros podríamos presentar algunos experimentos.” dijo Bradford. “Consistiría en utilizar la Estación Espacial Internacional, enviando un grupo de control de animales en un estado hipotérmico terapéutico por períodos de tiempo y cuantificar los impactos. Hay varios programas en marcha que apoyan ese tipo de investigación, y es ahí donde estamos trabajando ahora “.

Por otra parte, Bradford comenta que han mantenido contacto con empresas privadas relacionadas con la exploración espacial como la Space Exploration Technologies Corporation de Elon Musk (Space X), para ver si podrían interesarse en sus proyectos.

Mientras tanto, Bradford continúa promocionando el proyecto, dando entrevistas y actualizando su blog. También ha presentado los proyectos de SpaceWork en las convenciones de ciencia ficción, donde la perspectiva de los viajes espaciales habilitados para la hibernación ha sido acogida con entusiasmo, ofreciéndose muchos voluntarios.

“Tenemos una hoja de ruta para desarrollar la tecnología de nuestro proyecto así como aplicaciones comerciales adicionales. Siempre es bueno intentar obtener inversiones privadas fuera de la dependencia del dinero público y de las rondas de financiación “.

Una posible aplicación comercial en consideración es utilizar el letargo en un entorno terrestre como una especie de terapia de recuperación intensiva de dos días de duración. Es cierto que la idea de estar en estado de inconsciencia y a muy baja temperatura no parece la mejor manera de pasar un Fin de Semana de descanso, pero se ha comprobado que ayuda a recuperar el estado de salud del cuerpo.

La idea sería pasar un fin de semana de 48 horas en estado de letargo. La razón por la que se utiliza para lesiones traumáticas es que disminuye el metabolismo y la presión arterial y así se da tiempo al cuerpo para responder y sanar de estas lesiones, por lo cual podría considerarse su beneficio terapéutico.

La primera cumbre internacional que revelará las claves científicas para vivir más tiempo.

International Longevity and Cryopreservation Summit

25-26-27 de Mayo, 2017, Madrid (Público Internacional)

29 de Mayo, 2017, Sevilla (Público Local)

30 de Mayo, 2017, Barcelona (Público Local) Madrid – Sevilla – Barcelona, España 2017

La primera cumbre internacional que revelará las claves científicas para vivir más tiempo.

España acogerá la primera Cumbre Internacional de Longevidad y Criopreservación del 25 al 30 de mayo. La Fundación VidaPlus organiza este evento en colaboración con asociaciones y organizaciones líderes en la investigación sobre longevidad, extensión de la vida y criopreservación.

Desde que el ser humano ha tomado conciencia de su propia existencia, el aumento de la esperanza de vida es una de las grandes batallas en las que nos hemos embarcado como especie. Si durante el pasado siglo XX, gracias al desarrollo científico y técnico, se duplicó de los 40 a los 80 años la esperanza de vida, ahora estamos preparados para dar otro salto cuantitativo y cualitativo.

Cuando se celebra el 50 aniversario del primer trasplante de corazón y del primer ser humano congelado criogénicamente, la Fundación VidaPlus anuncia la primera Cumbre Internacional de Longevidad y Criopreservación que se celebrará en Madrid, Sevilla y Barcelona entre los días 25 y 30 de mayo de 2017.

Este congreso reunirá a 40 ponentes del campo de la medicina, la biotecnología, la sociología y la ingeniería. La sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) será uno de los foros en el que representantes de estos campos del conocimiento como Javier Cabo, Pedro Guillén, José Luis Cordeiro, Aubrey de Grey, María Blasco, David Wood o Juan Carlos Izpisúa, entre otros, desvelarán los últimos pasos que se están dando hacia la extensión efectiva de la vida y la lucha contra el envejecimiento.

La Cumbre Internacional de Longevidad y Criopreservación se celebrará en tres sedes del territorio español. Las sesiones de los días jueves 25 y viernes 26 de mayo tendrán lugar en la sede del CSIC (C/Serrano 117. Madrid). El sábado 27, también en Madrid, se impartirán los cursos “La Longevidad y el Anti-Envejecimiento” y “La Criónica y la Criopreservación” en el IE Business School (C/. María de Molina, 11). El lunes 29 de mayo, la cumbre se traslada a la Fundación Cajasol en Sevilla (Plaza de San Francisco, 1), y el martes 30 de mayo a Barcelona, al Palau de Congressos de Catalunya (Avenida Diagonal, 661-671).

Instituciones pioneras en este campo como Life Extension Foundation, SENS Research Foundation, Alcor Life Extension Foundation o Cryonics Institute, entre otras, participan como colaboradores imprescindibles en la Cumbre Internacional de Longevidad y Criopreservación.

Desde la Fundación VidaPlus, junto a sus patrocinadores y socios, les dan la bienvenida a la Cumbre sobre longevidad y criopreservación, con el deseo de hacer juntos este viaje a través del siglo XXI hacia la extensión efectiva de la vida y la lucha contra el envejecimiento.

International Longevity and Cryopreservation Summit: http://longevitycryopreservationsummit.com/

Fundación VidaPlus: http://fundacionvidaplus.org

Contacto:

Txetxu Mazuelas – txetxu@mazuelas.es – 639619655

Prensa:

Miguel Pato – miguel@agenciaakuo.com – 630515393

“TOGETHER WE DRIVE THE FUTURE”

 Comité de Organización

  • Presidente: José Luis Cordeiro, MBA, PhD
  • Institución organizara: FUNDACION VIDAPLUS
  • Institución co-organizadora: Centro de Automática y Robótica CSIC UPM

Comité Científico/Académico

  • Presidente: Javier Cabo, MD, PhD, Universidad Internacional de Andalucía
  • Felipe Debasa, PhD, Universidad Rey Juan Carlos
  • Rodolfo Goya, PhD, Universidad Nacional de La Plata
  • Aubrey de Grey, PhD, University of Cambridge
  • Joao Pedro de Magalhaes, PhD, University of Liverpool
  • Ralph Merkle, PhD, Stanford University
  • Max More, PhD, University of Southern California
  • Ramon Risco, PhD, Universidad de Sevilla
  • Anders Sandberg, PhD, University of Oxford
  • Natasha Vita-More, PhD, University of Advancing Technology
  • Javier Wrana, PhD, Universidad Rey Juan Carlos

 Colaboradores Académicos:

Universidad Politécnica de Madrid
Instituto  de Empresa
Parque Científico de Madrid
Singularity University (Sede de Barcelona)
Universidad Autónoma de Madrid
Universidad de Sevilla
Universidad Internacional de Andalucía
Universidad Rey Juan Carlos
Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA)

Colaboradores Institucionales:

Alcor Life Extension Foundation
Life Extension Foundation
MaxLife Foundation
Crionica.org
Sociedad Criónica

Comité Técnico/Administrativo

  • Felix Capell, BlueSwiss Capital
  • Noel Garcia Medel, PhD, Innovative Health Group
  • Txetxu Mazuelas, VidaPlus Células Madre
  • Carlos Rodríguez Sau, experto in tecnología y aspectos legales de la cibernética
  • Alejandro Sacristán, vicepresidente de la Asociación La Voz de la Ciencia

 Comité de Madrid

  • Luis González-Blanch, Singularity University, Sede de Madrid
  • Gonzalo Ruiz, Civeta Investment.
  • Jacobo Aguirre, Fundación Vidaplus
  • Ana García Llorente, Fundación Vidaplus
  • Jesús González Lourido, Fundación Vidaplus

 Comité de Sevilla

  • Luis Rey Goni, Singularity University, Sede de Sevilla
  • Manuel Bellido, Grupo Informaria

  Comité de Barcelona 

  • Joaquín Serra, Singularity University, Sede de Barcelona
  • Oriol Francás, marketing y communication

 Otros Colaboradores

  • Humanity Plus
  • Community of insurance
  • Life Extension Foundation
  • Lifeboat Foundation
  • Global Healthspan Policy Institute
  • Longevity Reporter
  • Millennium Project
  • Alcor Life Extension Foundation
  • SingularityWebLog
  • London Futurists
  • Crionica.org
  • Sociedad Criónica
  • GiBiomed
  • Dutch Cryonics
  • CryoSuisse
  • KryoFin: Finnish Cryonics Society
  • Cryonics Germany
  • Svenska Kryonikföreningen

International Longevity and Cryopreservation Summit:

http://longevitycryopreservationsummit.com/

Fundacion VidaPlus:

http://fundacionvidaplus.org

 

 

Los cinco grandes errores a la hora de programar la criopreservación personal (Según el Cryonics Institute)

1.- No registrarse con tiempo:
No se debe dejar para el último momento la preparación de todos los documentos, como la firma de los contratos, el registro como miembro del CI, etc.. Esperar hasta el último minuto o hasta después de la muerte, es un retraso innecesario que perjudica gravemente al paciente , o incluso mucho peor, puede suponer la imposibilidad de la suspensión.
2.- No enviar la documentación relativa a la financiación:
No se debe dejar la financiación de la suspensión criónica para más adelante u olvidarse de enviar los documentos en el caso de que sí se haya hecho. Es algo que se debe hacer de forma anual, ya que, si no se hace así, también podría retrasar o incluso impedir la aceptación.
3.- No compartir tu decisión con las personas cercanas:
Es recomendable que comentes con la familia y amigos lo que has decidido. No hay que tener miedo de decir a nuestros seres queridos cuál es nuestro deseo y nuestra decisión. Es conveniente, igualmente, llevar encima algún objeto (Pulsera, cadena, etc.), a modo de identificación, que explique con claridad cuál es nuestra última voluntad. Cuando ya no podemos hablar por nosotros mismos, este objeto, los familiares o los amigos, será lo único que tendremos para que hablen en nuestro nombre y nos ayuden a cumplir nuestro deseo de ser criopreservados.
4.- No Planificar:
Hay quien piensa que el Servicio que ofrece el Cryonics Institute es un servicio llave en mano, en el que sólo necesitan inscribirse y dejar que el destino haga el resto. Nada más lejos de la realidad. El CI ofrece mucha información en su página web y a través de los Manuales de estabilización pero, eres tú mismo quien debe planificar de la manera más detallada posible todo el proceso para garantizar el éxito.
5.- No ponerse en contacto inmediatamente con el CI en caso de emergencia:
El Cryonics Institute no podrá ayudarte si no tienen conocimiento de la emergencia. Tu familia, amigos, los grupos de estabilización, etc., deben ponerse en contacto inmediatamente con el CI cuando se agrave el estado de salud o se produzca el fallecimiento. Cualquier demora podría provocar una criopreservación de baja calidad. Las personas que deben ayudarte en ese momento, deben estar preparadas con instrucciones sencillas y claras.

Cientificos logran por primera vez recuperar tejido criopreservado

Uno de los mayores obstáculos hasta la fecha para hacer realidad la criónica ha sido superado con éxito hace unas semanas por un equipo de científicos a nivel básico. Los cientificos de la Universidad de Minnesota observaron el problema de la creación de cristales de hielo siempre que se criopreservaba algun tipo de tejido y utilizando una nueva técnica han logrado tanto criopreservar comoo recuperar muestras de tejido cardiaco de humanos y de cerdos a la vez de prevenir la formación de cristales de hielo, que hasta ahora era el principal obstáculo en la criopreservación de órganos y de personas.

Este es un paso de gigante dentro del campo de la criopreservación, pues hasta ahora jamas se había logrado reanimar tejido humano con todas sus funcionalidades intactas, lo que abre todo un abanico de posibilidades enorme, desde la criopreservación de bancos de organos para la donación hasta la cripreservación de personas completas, así como muchas otras disciplinas científicas.

“Los resultados son apasionantes y podrían revolucionar la donación de órganos” según uno de los investigadores.

Desde luego esto no significa en absoluto que se puedan criopreservar y reanimar ya con seguridad a personas u organos completos, pero marca el camino de que la criopreservación es algo realista y viable, y es cuestion de tiempo que se logren perfeccionar los protocolos de recuperación de tejido criopreservado hasta lograr reanimar a todas las personas que actualmente estan criopreservadas y todas las que harán en un futuro incluso con protocolos mas avanzados.

Fuentes
http://www.econotimes.com/Scientists-Overcome-Huge-Cryogenics-Obstacle-Freezing-And-Reviving-Humans-Closer-To-Reality-571547
https://www.theguardian.com/science/2017/mar/01/heart-tissue-cryogenics-breakthrough-gives-hope-for-transplant-patients

Comunicado sobre la niña crionizada en Reino Unido

En los últimos días ha saltado a los medios de comunicación una noticia sobre una niña británica de 14 años que sufría un extraño tipo de cáncer sin curación y que pidió ser criopreservada a sus padres con la esperanza de poder ser reanimada en el futuro, ante una muerte inminente, con la oposición de su padre y el apoyo de su madre a la que finalmente el juez dio la razón.

La noticia ha dado lugar a todo tipo de sensacionalismos, malentendidos y falsas afirmaciones, por lo que queremos hacer una serie de aclaraciones:

El término correcto es “criónica”, ningún otro. Criogenización, crionización o congelación son cosas completamente diferentes. La “criónica” (Del inglés cryonics) es la práctica que consiste en mantener a organismos biológicos (Personas, etc) a bajas temperaturas por tiempo indefinido con el fin de ser reanimados cuando los avances en ciencia y tecnología lo permitan, muchos de los cuales hoy por hoy ya se comienzan a vislumbrar pese a que hace pocos años eran consideradas descabellados (concretamente la fabricación de órganos a la carta, la edición genética, hoy llamada CRISPR, o la nanotecnología).
En España la “criónica” no es exactamente ilegal, sino alegal, esto es, no está legalmente considerada ni en un sentido ni en otro, por lo que se puede practicar siguiendo la normativa actual mortuoria, y teniendo como fin el traslado del paciente a un centro “criónico” en Estados Unidos o Rusia, si bien lo que la Ley no permite en España es la conservación indefinida de los pacientes sometidos a suspensión “criónica”. Esta puntualización es muy importante.
La única entidad legal en España que en la actualidad ofrece servicios “criónicos” es la Sociedad Criónica. No consta en el ámbito internacional ninguna otra reconocida, por lo que, supuestamente, el fraude podría estar detrás de algún tipo de organizaciones que ofrezcan estos servicios en España sin ningún reconocimiento o aval internacional.
-La “criónica” tiene una base científica sólida y se basa en evidencias. Está respaldada por una nutrida comunidad científica-tecnológica internacional. Nadie puede garantizar al 100% que se pueda reanimar a todos los pacientes, pues cada caso es único, pero desde luego es la única alternativa lógica y con posibilidades de éxito frente al enterramiento o la incineración y posterior reducción a polvo de las personas fallecidas, que no tienen ninguna posibilidad de recuperación. Algunas personas se asustan o echan las manos a la cabeza ante lo cruel que les parece el trato a una persona que se somete a una” crionización” con la esperanza de ser curada en el futuro, mientras que no tienen objeción a que se la incinere hasta reducirla a cenizas, ser pasada por una trituradora y meterla en una urna. No deja de ser paradójica la deformación del juicio que nos crean las costumbres sociales.
-Creemos que el ordenamiento jurídico ha de garantizar el reconocimiento de la voluntad de las personas que opten por la “criónica” frente al enterramiento o la cremación, al ser una opción personal que no hace daño a nadie, y además tiene un fin noble y positivo. La voluntad de las personas ha de respetarse, especialmente de las enfermas, si se trata de sus últimas voluntades. La legislación española ha de adaptarse a los nuevos tiempos y facilitar la libertad de elección de las personas, a ser posible en coordinación con los propios servicios sanitarios, para facilitar al máximo la calidad de esta práctica al paciente.
Que no se haya reanimado a nadie no implica que sea un engaño, como el hecho de que el Hombre aún no haya llegado a Marte no significa que quien afirme que será posible pretenda cometer un fraude, pues nadie pone en duda que más tarde o más temprano se va a lograr, de igual manera que se lograrán curar muchas enfermedades aún sin cura. En todo caso es cuestión de tiempo, pero es ilógico exigir que se pueda reanimar a una persona hoy para poder practicar la “criónica”, pues es la única posibilidad existente. Sería tan absurdo como impedir la investigación científica para la cura de una enfermedad hasta que no se haya logrado curar. Un sinsentido. En ningún momento se afirma que la “criónica” vaya a tener éxito al 100%, y todas las personas que deciden optar por ella son conscientes de tal limitación, que sigue siendo preferible al resto de alternativas.