CRIÓNICA ESPACIAL.

Según nota de prensa de KrioRus (KR) publicada el pasado 10 de agosto de 2017, esta entidad ha firmado acuerdo de colaboración con el Consortium Space Technologies (CST), una asociación científica y técnica comercial, establecida (Febrero 2016) para el desarrollo, la ejecución y la inversión de programas espaciales comerciales.

El acuerdo incluye el envío y gestión en órbita terrestre de pacientes humanos, otros animales y ADN criopreservados, además de la I+D en Criopreservación Humana en Microgravedad (CHM) e Hibernación Humana en Microgravedad (HHM).

La HH, o Estasis Hipometabólico Humano, consiste en la reducción temporal de los procesos biológicos o actividad metabólica. En la Tierra existen varias especies hibernadoras, y entre ellas mamíferos (Oso, lirón, murciélago boreal rojizo, marmota, tejón, zarigüeya, etc). Usan esta táctica para superar la escasez de alimentos durante el invierno (Aletargamiento invernal). La ESA (ACT) ya ha realizado I+D en HH (Programa Morpheus), con los objetivos de reducir drásticamente la masa de los Sistemas de Soporte Vital (LSS), los factores de estrés psicológico y contrarrestar los efectos negativos sobre el sistema musculoesquelético de la baja gravedad y reducida actividad física durante las misiones de larga duración. La NASA también ha realizado I+D en esta materia.

El acuerdo KR+CST pretende además potenciar la innovación científica y tecnológica rusa y favorecer sinergias entre las empresas privadas y públicas rusas.

Los lanzadores rusos empezarán por aparcar en órbita baja terrestre (LEO) criocápsulas (Un tipo especializado de nano o minisatélite actualmente en fase de diseño). El plazo inicial para la puesta en órbita de las criocápsulas será de dos años.

KrioRus abrió la posibilidad de formalizar acuerdos para I+D en CH Espacial a partir del 21 de agosto de 2017.

Las criocápsulas serán permanentemente monitorizadas desde tierra. En caso de fallos se prevé el uso de satélites de reparación, actualmente en desarrollo.

De momento sólo se ha estimado el coste para casos de neurosuspensión (250k$).

Uno de los objetivos del acuerdo es continuar el trabajo realizado por el pionero de la cosmonáutica Sergei Pavlovich Korolev.

A partir del desarrollo de las criocápsulas se pretende diseñar los módulos de rescate espacial (Cápsula Espacial de Salvamento) de nueva generación.