Javier Ruiz Alvarez sigue impulsando la criónica

El pasado día 10 se cumplió un año del fallecimiento de Javier Ruiz Alvarez. A pesar de que aún no existían Grupos de Apoyo en España, gracias a la ayuda de su esposa, Lia Asatiani, y sus amigos, se consiguió preservar su cerebro. En febrero de 2016 la Criopreservación Humana (CH) carecía de infraestructuras y regulación legal en España. Esta situación ha impedido cumplir la voluntad de ser criopreservadas manifestada por varias personas. Esas personas, amparadas en su derecho fundamental a la vida, fallecieron sin recibir el tratamiento requerido. Desde entonces, el grupo de personas que trabajaban con Javier para implantar la opción criónica en España han conseguido avanzar hacia ese objetivo. Se ha constituido e inscrito la Sociedad Criónica, la primera asociación española que está creando los nodos iniciales de la red de Grupos de Apoyo en España e Hispanoamérica.

Javier fue el principal impulsor de la CH en el ámbito hispanohablante. La divulgación de la criónica fue su aportación más destacable.  Esta labor la llevó a cabo fundamentalmente a través del portal Crionica.org, cuyo lanzamiento tuvo lugar el 21 de febrero de 2005.

Javier nació en Barcelona el 25 de julio de 1965. Su pasión por la Ciencia y la Tecnología le llevó a licenciarse en Física por la Universidad de Barcelona. Se interesó especialmente por la informática, estudiando por su cuenta programación y electrónica. Su carácter emprendedor le llevó a desarrollar varias ideas de negocio, entre ellas una dedicada a la suplementación alimenticia. Con el objetivo de vivir más y mejor, Javier intentaba mantenerse sano practicando deporte y cuidando su alimentación.

Desde el año 2002 el transhumanismo captó su interés, especialmente la criónica.  A través de foro transhumanista FASTRA, Javier conoció a Cayetano Santana Gil en diciembre de 2002. Ambos trabajaron en el proyecto de creación de una entidad que permitiera practicar la CH en España con seguridad jurídica, científica y tecnológica. El 6 de diciembre de 2003, Javier y Cayetano asistieron a la Asamblea General de la Sociedad Española de Criogenización (SEC). La SEC era una asociación constituida en 1998, promovida por los hermanos el doctor Luis (Fallecido en 2004, en accidente de avión privado) y José Antonio Mingorance Martínez. Por motivos personales, Javier y Cayetano siguieron trabajando por la criónica de forma independiente desde principios de 2005, y volvieron a trabajar juntos desde octubre de 2015.

Javier, como parte de su labor divulgadora durante ese periodo y ayudado de colaboradores como Ivan Casal o su propia mujer Lia Asatiani, mantuvo el portal de internet activo, tradujo y publicó en nuestro país numerosos textos sobre extensión de la longevidad elaborados por Alcor, el Cryonics Institute, Suspended Animation y Timeship, entre otros. Fue el traductor oficial al español del libro transhumanista “La conquista científica de la muerte”. Se encargó de actualizar todos los temas relacionados con la criónica recogidos por la Wikipedia. Javier contactó con la Real Academia Española de la lengua para proponer la inclusión del término “criónica” en el diccionario, cuyo uso extendió ampliamente. Asimismo ejerció con sus múltiples colaboradores como el profesor José Luis Cordeiro labores de información y divulgación con múltiples personas de ámbitos variados, como el académico, el empresarial, el legal o el médico, logrando aglutinar desde todas esas disciplinas un número considerable de personas interesadas y comprometidas con la criónica en España y Latinoamérica.

Durante este último año, y gracias a legado de Javier, se ha conseguido un importante impulso de la CH de la mano de la Sociedad Criónica. Esta asociación pretende seguir trabajando para materializar la Visión de Javier: el acceso a la CH para toda persona que decida elegir esta alternativa a la destrucción biológica.

 

10 preparativos que debes hacer antes de morirte

Si has decidido que la criónica es para ti, hay una serie de cosas que deberías hacer lo más pronto posible y no dejarlas pasar antes de que sea demasiado tarde. Estas cosas pueden ser difíciles de organizar desde la cama de un hospital y desde luego imposible desde el tanatorio.
TOMA UNA DECISIÓN FIRME, y actúa. Elegir un proveedor de servicios criónicos no es tan sencillo como tenerlo simplemente disponible para el día que lo necesites. Lleva tiempo investigar lo que más te conviene, y es importante no procrastinar. Hay pacientes que apenas tienen 4 o 6 semanas desde un diagnóstico irreversible hasta su criopreservación. Siempre puedes cambiar de idea más tarde una vez lo tienes todo hecho, pero es muy difícil que vaya a salir bien dejándolo todo para última hora.
TEN LISTOS TODOS LOS PREPARATIVOS: Formalizar un contrato con Alcor, el Cryonics Institute o KrioRus es sola la mitad de los preparativos. La otra mitad, igual de importante e imprescindible, es tener un plan para el tratamiento inmediato, la estabilización, el enfriamiento y el transporte a USA o Rusia donde están los únicos centros criónicos que existen en la actualidad. Los preparativos se pueden dejar pagados añadiendo una prima extra a tu proveedor criónico para que ellos puedan pagar por todo.

Sin tenerlo todo bien planificado, el funerario de tu zona te recogerá unas horas tras tu muerte, te enfriará a la temperatura del hielo seco y te enviará a tu organización criónica, sin ningún preparativo, haciendo muy difícil que tu crionización tenga éxito sin haber sido tratado por un equipo especializado. Si lo que quieres es evitar el mayor daño posible a tu cerebro, lo mejor es que tengas un equipo de profesionales disponible al lado de tu cama o que pueda llegar tras un accidente o muerte inesperada para comenzar el proceso de enfriamiento y apoyo cardiopulmonar inmediato tras la declaración de la muerte legal hasta tu traslado a tu centro criónico con las máximas garantías. La sociedad criónica es la única entidad en España capaz de ofrecer estos servicios.

ESCRIBE UNA CARTA A TU DOCTOR, dejando bien claras tus intenciones de ser criopreservado y preguntando si él o ella estarían dispuestos a colaborar. También te convendría incluir una lista de procedimientos criónicos para hospitales. Tras enviarle la carta haz una visita en persona a tu doctor para hablar sobre el tema. Debería ser imparcial con tu decisión o apoyarte, si ves el mínimo desinterés o falta de cooperación cambia de médico, pues es una pieza también clave.
DISELO A TU FAMILIA Y SERES CERCANOS. Podrían entrar en estado de shock en un principio, pero sería mucho más impactante si se enterasen tras tu muerte. En tales circunstancias podrían bloquear tu criopreservación legalmente. Diciéndoselo de antemano, les das la oportunidad de hacerse a la idea y tu podrás explicarles lo importante que es para ti. Puedes asegurarles que ya conoces todos los argumentos en contra y los has considerado y aún así estas decidido/a a criopreservarte.
La cooperación de la familia es vital para una criopreservación exitosa. Tus familiares deben estar preparados para llamar al personal médico antes de la muerte y a Sociedad Criónica para comunicar si hay algún cambio en tu salud para que podamos hacer todos los preparativos.
Tu familia debe de estar dispuesta a ceder tu cuerpo a Sociedad Criónica y deben conseguir un certificado de defunción. También les puede ayudar que tengas otorgues un poder notarial sobre tu salud y bienes. Si piensas que tus familiares no están dispuestos a llevar a cabo estos preparativos o no apoyan la criónica, lo mejor es entonces que contactes con un abogado que pueda actuar como un familiar en este caso y sin trabas legales cuand sea necesario.
REDACTA Y REGISTRA LEGALMENTE TESTAMENTO VITAL. En tu testamento vital necesitas especificar tus voluntades sobre tu propio cuerpo una vez estés en un estado de pérdida de conciencia o con tus facultades mermadas, que permitirá que los médicos lleven a cabo tus instrucciones. Normalmente cualquier médico le da una gran importancia a este testamento.
REDACTA Y REGISTRA TU TESTAMENTO. Morirse sin testamento ralentiza todos los procedimientos, lo que puede demorar el pago del seguro a tu proveedor criónico y abre un periodo de reclamaciones a tus herederos legales que podría poner en peligro tu propia criopreservación. Especificar tu deseo de crionizarte en tu propio testamento ya deja tus deseos en una posición legal muy fuerte. Deberías también revisar tu testamento cada vez que haya un evento importante en tu vida, tal como una matrimonio, un nacimiento o el fallecimiento de tu cónyuge, para reafirmar tus deseos. Es importante remarcar que la ley protege a los menores, y si tienes un seguro de vida u otros bienes, se pueden asignar a la manutención de los menores incluso contra la voluntad del fallecido si no se ha hecho la provisión adecuada. Comparte las copias de tu testamento con tu abogado y la persona que ejecute tu testamento.
MANTEN TODOS TUS DOCUMENTOS VITALES EN UN UNICO LUGAR.
-Contrato Criónico.
-Documentos del seguro y del fondo asignado.
-Tu información de socio de Sociedad Criónica y contactos en caso de emergencia.
-Numero de la Seguridad Social. Imprescindible para obtener un certificado de defunción.
-Pasaporte. Ayuda a evitar retrasos a la hora del transporte.
-Testamento.
-Testamento vital.

ACTUA PARA EVITAR LA AUTOPSIA. Una autopsia post mortem es generalmente obligatoria si una persona fallece de repente. El forense suele pedir permiso a la familia para realizar la autopsia, a no ser que el juez lo ordene que entonces es inevitable. Se puede no obstante negociar con el juez pero es un proceso lento y puede retrasarlo todo.
La objeción moral o religiosa está reconocida en España aunque un juez también puede pedir que, pese a esa objeción, se realice la autopsia, aun así puede servir para informar a los doctores y tus familiares de tus deseos de que no se realice tu autopsia. Incluso en caso de que se lleve a cabo, puedes especificar que el cerebro no se toque o se conserve de la mejor forma posible a baja temperatura, que sería un mal menor.

DISTRIBUYE LOS DETALLES DE CONTACTO EN CASO DE EMERGENCIA. Asegúrate de que tu familia y amigos saben a quién llamar en caso de emergencia. Puedes usar un brazalete de tu proveedor criónico y asegurarte de incluir en él los detalles de contacto de Sociedad Criónica que aparecen en nuestra web con este propósito.

¡MANTENTE EN CONTACTO CONTINUO CON NOSOTROS! No te olvides de ir actualizando tus detalles de contacto con nosotros y con tu proveedor criónico. Avísanos de cambios importantes en tu estado de salud. Tener un aviso del socio nos ayuda a estar preparados para actuar en cada caso individual, pues cada caso es único. Si no se nos avisa hasta que el momento ha ocurrido el fallecimiento, que en muchos casos por ser imprevisto es la única forma posible, puede que no lleguemos a tiempo para aplicar una perfusión con crioprotectores. Las personas que logran las mejores criopreservaciones son aquellas tienen todos los preparativos bien hechos.

¡No dudes en contactarnos para cualquier aclaración que necesites de cualquiera de los